ALBACEAS DIGITALES - BLOG DE FRANCESC PUIGCARBÓ

.
ALBACEAS DIGITALES

ALBACEAS DIGITALES

Share This
Que nuestra existencia digital nos sobrevive es evidente. Después de muertos, nuestra huella queda en los blogs, en Facebook, o en el twitter y el correo electrónico, o los libros que se hayan publicado, o los cuadros que se hayan pintado, en definitiva a cualquier obra que se haya creado . Pero de lo que quiero hablar hoy, es de los blogs cuando su administrador traspasa. No es nada que no se supiera y hay quien lo ha previsto, mientras otros se van y lo dejan todo colgado. He visto blogs abandonados, voluntaria o involuntariamente, blogs que quedarán en la red hasta que ésta termine, quizá con comentarios interesándose por su administrador. Todo lo que hemos hecho son los recuerdos que dejamos en los demás, esa inmortalidad que nos hace pervivir cuando nos rememoran. No es nada nuevo, de viejo el hombre ha querido dejar huella para la posteridad desde las primeras pinturas en las cuevas. Hasta ahora, nadie se lo había planteado a nivel legal, aunque si a nivel personal. Ahora hay ofertas para gestionar legalmente estas cuestiones. Y también iniciativas como Epilogable para conservar digitalmente nuestra memoria.
Otra recomendación es la que desde hace unos meses propone el Colegio de Abogados de Barcelona para los que se dispongan a poner por escrito su última voluntad. Otra posibilidad, sugiere el organismo, sería designar un albacea digital, una figura que aún no recoge la legislación española, pero que podría ser de gran utilidad. Estos albaceas serían, según la propuesta colegial, «los depositarios de las claves de acceso del usuario, unas contraseñas que, por definición, deben ser confidenciales y seguras». Cada internauta controla, según un estudio de Microsoft, una media de entre seis y siete contraseñas personales », contransenyes que desaparecen con él si no ha hecho este testamento digital.
Había hablado hace tiempo a raíz del cierre de algún blog, más no he hecho lo que decía al final del comentario. Sinceramente, no me preocupa que pase con los blogs después de mi muerte. De hecho si no me preocupa que pueda pasar con lo publicado en papel y se considera normal que te sobreviva, con los blogs vendría a ser lo mismo, quienes se pasen no sabrán nunca si el autor lo ha abandonado o es él que se ha ido, y el blog seguirá allí por tiempo del tiempo o hasta que blogger o wordpress decidan eliminar los que llevan mucho tiempo abandonados.
Todo ello no es que tenga como la mayoría de cosas, más importancia de la que le queramos dar, y el que ya no está, en el fondo le da igual, el ansia de posteridad sólo se tiene en vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

dejad vuestro comentario:

.

Pages