PAUSA HIGIÉNICA


En el fondo, las vacaciones son un invento de los poderosos creado sólo para la gente que trabaja (anteriormente conocida como clase obrera), para que se piense que tiene algún derecho adquirido de hacerlas, como la zanahoria que ponen delante de los burros para que sigan tirando. 
Todo un año trabajando para que durante 15 días (ya nadie hace 30 dias de vacaciones) creer que se vive como dios en un hotel en la Playa con todo incluido o hacer el guiri en el pueblo de orígen de uno, que roza el patetismo.  

De hecho, las vacaciones son una especie de pausa higiénica, que permite relajar el cuerpo y el alma, no así el bolsillo que suele volver más cansado que antes de hacerlas y más dañados el cuerpo y el alma. 
Las personas ociosas no necesitan hacer vacaciones, éstas veranean todo el año, que no es lo mismo, lo que sucede es que para ser ocioso es condición importante ser rico, aunque podríamos encontrar alguna excepción.

Share:  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

dejad vuestro comentario: