miércoles, junio 01, 2016

EL TIEMPO VIVIDO


Habría que abandonar el precepto casi obsesivo de la medicina tradicional de alargar la vida de la gente lo máximo posible, sin contar de qué manera y en qué condiciones se consigue. Lo que importa no es el tiempo que se vive, sino el tiempo que se ha vivido, como se ha vivido. Alargar una vida a base de medicamentos, de dolor, de deterioro inexorable, es cruel, sirve sólo para engordar las estadísticas, y todo, por qué el Estado mida por años la vida de las personas, no por su calidad de vida, y también por qué a las grandes multinacionales farmacéuticas les convienen estos no muertos que ávidamente consumen sus productos y cuanto más tiempo duren - no les importa en qué condiciones -, mejor, más consumirán.
Este problema es sólo de Occidente, de una parte de occidente, en el resto del planeta, la naturaleza ya lo soluciona por su cuenta, y para las multinacionales todavía no es negocio .... de momento...

SHARE THIS

0 han dicho....:

dejad vuestro comentario:

About Me