PEDRO PÁRAMO


"Vine a Comala porque me dijeron que acá vivía mi padre, un tal Pedro Páramo. Mi madre me lo dijo. Y yo le prometí que vendría a verlo en cuanto ella muriera. Le apreté sus manos en señal de que lo haría, pues ella estaba por morirse y yo en un plan de prometerlo todo. "No dejes de ir a visitarlo -me recomendó. Se llama de este modo y de este otro. Estoy segura de que le dará gusto conocerte." Entonces no pude hacer otra cosa sino decirle que así lo haría, y de tanto decírselo se lo seguí diciendo aun después de que a mis manos les costó trabajo zafarse de sus manos muertas.
Todavía antes me había dicho:
-No vayas a pedirle nada. Exígele lo nuestro. Lo que estuvo obligado a darme y nunca me dio... El olvido en que nos tuvo, mi hijo, cóbraselo caro.
-Así lo haré, madre.
Pero no pensé cumplir mi promesa. Hasta que ahora pronto comencé a llenarme de sueños, a darle vuelo a las ilusiones. Y de este modo se me fue formando un mundo alrededor de la esperanza que era aquel señor llamado Pedro Páramo, el marido de mi madre. Por eso vine a Comala. Era ese tiempo de la canícula, cuando el aire de agosto sopla caliente, envenenado por el olor podrido de la saponarias...."

De lectura muy recomendable, Pedro Páramo es una novela mágica, que decían Juan Rulfo escribió en recoger las viejas historias que le contaba el tio Celerino que un día se encontró por casualidad, o quizás por causalidad. Es posible, pues al morir Celerino, Juan Rulfo dejó de publicar, o de publicar textos tan fanscinantes, mágicos e irreales como Pedro Páramo. Cualquier excusa es buena para leer o releer esta extraordinaria y fascinante novela, donde muertos y vivos conviven en un mundo mágico y complejo. Son poco más de 160 páginas pobladas por almas en pena, caballos desbocados, prófugos que regresan a su atroz punto de partida, un lugar, Comala, donde los tiempos y las identidades se diluyen constantemente. La novela es circular, nada lineal puede pasar porque sus personajes han sido expulsados de la historia, encarnan "un puro vagabundear de gente que murió sin perdón y que no lo conseguirá de ningún modo, y lo saben"
Share:  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

dejad vuestro comentario: