LA BARRIGA CERVECERA ES UN MITO, SEGÚN UN ESTUDIO ALEMÁN

Las barrigas cerveceras de los alemanes podrían tener que cambiar el nombre si hacemos caso de un estudio del Instituto Alemán de Nutrición Humana que ha medido la cintura a 20.000 personas y les ha cuestionado sobre su consumo de cerveza. En el estudio, recogido este lunes por 'The Guardian', han monitorizado los voluntarios durante cuatro años y los han clasificado en categorías: de no bebedores a bebedores moderados (el máximo en mujeres) o fuertemente bebedores (el máximo en hombres).
La conclusión a que han llegado los investigadores es que el consumo de cerveza no se relaciona con la prominencia de la barriga sino con el peso global. Es decir, la cerveza no se concentra en la barriga, sino que hace engordar todo el cuerpo. La cifra de consumo moderado lo han situado en 250 ml al día para ellas y de 500 ml a 1 litro para ellos.

No hay comentarios

dejad vuestro comentario: