.

OCHO MIL PARA VIGILAR A DIECISIETE


Barcelona registra desde ayer una altísima concentración de agentes de la ley. Es una ciudad acorazada con motivo de la reunión del Banco Central Europeo. Francotiradores, controles, corredores de seguridad ... Una ciudad blindada. El mayor dispositivo de seguridad en la capital catalana tras el de los Juegos Olímpicos se puso en marcha ayer con el despliegue de 8.000 efectivos integrado por agentes de los Mossos d'Esquadra (4.500) y policías nacionales y guardias civiles (3.500).
Y todo para garantizar la seguridad, vaya, para que no sean molestados los 17 representantes del Banco Central Europeo que han venido a estirar las piernas en Barcelona, ​​a hincharse a comer y seguramente a mojar el bizcocho en agujero ajeno, instalados en hoteles de cinco estrellas, y todo para no decidir nada.

¿Que no se ven cada quince días en Bruselas? ¿No lo saben que hay una cosa que se llama video-conferenci?. Ocho mil policías con el coste que representa para garantizar la seguridad de una ciudad y todo porque 17 señores han hecho una salidita a la capital de los PIGS, me parece una animalada, animalada que además tenemos que pagar. !Es que es el colmo! Quizás estos diecisiete hay algo que no han hecho bien que necessiten tanta gente para protegerlos, sobre todo si como decía un alto representante de estos personajes, estos encuentros se hacen para acercarse a los ciudadanos. Joder!, Cualquiera se acerca, que te clavan un tortazo, te detienen, te fichan y sales en la web de los Mossos, ¡ah! y si por casualidad has hecho algún 'SINPA' en las autopistas de la Caixa, entonces si que ya estás perdido.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

dejad vuestro comentario: