.

EL NOMBRE DEL AEROPUERTO


Partiendo de la base que el aeropuerto internacional de La Habana, lleva el nombre de un poeta, José Martí, y el actual de Madrid el de un juego de cartas, no nos debe sorprender que Mariano Rajoy, presidente del gobierno de España, que es un hombre decidido a hacer el ridículo a la más mínima, su última decisión, haya sido imponer al aeropuerto de Madrid el nombre de Adolfo Suárez. El ministerio de Fomento, que es el que tiene capacidad de decisión en estas cosas, se ha apresurado a hacer suya la propuesta presidencial, y es así que, muy pronto Barajas, por un pequeño dispendio de entre 500 mil y un millón de euros, se llamará Aeropuerto Adolfo Suárez, el cual no deja de tener su que, dado que Suárez era muy poco viajado y de tierra adentro. 

Ramón Franco
Teniendo en cuenta que todo el ritual de la muerte del ex presidente del Gobierno parece que haya sucedido durante la transición por la parafernalia que se le ha dedicado, quizás sería más razonable ponerle al aeropuerto de Madrid, Ramón Franco, el hermano aviador del Generalísimo, al menos sería más adecuado al ser este del oficio, aunque al ser repúblicano y comunista según ABC, no sé, no sé ....

GRANOLLERS: Plaça del coño
En Granollers, está la plaza del Coño, debido a una extraña escultura que al ser ubicada dentro de esta plaza, la gente empezó a decir: que coño es esto, y plaza del coño le ha quedado. En Mollet hay la plaza de los Colores del desaparecido Miralles, que se le dice la plaza de los cojones, porque por cojones la hizo Montserrat Tura cuando era alcaldesa de Mollet, y de hecho costó un huevo. 

Mollet:plaça dels colors, o dels collons
En Sevilla cuando la cosa esta de la Expo, hicieron un megapuente sobre un mini río, que de hecho no llevaba ni agua, salvo cuando llovía mucho, y el puente fue bautizado 'puente sobre el rio cuá', por lo tanto, y como conclusión final, teniendo en cuenta que en los aeropuertos, los aviones y la gente en general suben y bajan, creo que debería llamarse: Miguel Indurain, mejor que Federico Martin Bahamontes, que subía muy bien, pero bajaba muy mal .

Y si no que lo dejen como está, a Suárez no creo le hubiera hecho demasiado gracia eso de dar su nombre a un aeropuerto. Y aún me queda otra duda. En el supuesto supositorio que acabe dándose su nombre al aeropuerto, ¿como debería llamarse? Aeropuerto Adolfo Suárez, o Aeropuerto Duque de Suárez. He aquí mi duda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

dejad vuestro comentario: