UN COCINERO PECULIAR


Entiendo que el nombre del cocinero Keith Guerke, no os suene de nada. Guerke no es un cocinero convencional, de hecho, no es ni cocinero. Durante las pasadas Navidades, Keith Guerke apareció hasta en cinco programas de una cadena de televisión americana con su libro de recetas 'Leftovers Right: Making A Winner Of Last Night's Dinner'. El falso cocinero hacía recetas peculiares para aprovechar las sobras del día anterior, pero a nadie pareció importarle. La idea de su libro era sencilla: aprovechar los restos de comida del día anterior para reelaborar platos y poder comerlos al día siguiente. Algunos de estos platos llamó la atención por ser tan "peculiar", como el puré de patatas con un cono de helado, o helado con salsa de maíz utilizando como confites un arándano en la parte superior, batidos hechos de jamón  judías con salsa de carne y pastel de calabaza con crema batida, y otras creaciones por el estilo. 
En otro momento estelar, el cocinero llegó a afirmar que "las altas tasas de suicidio entre Acción de Gracias y Navidad son debidas al estrés que provoca no saber qué hacer con las sobras" sin que la presentadora ni los tele espectadores se inmutaran lo más mínimo. 
Ahora, transcurrido un tiempo, se ha hecho público que todo era una broma, un montaje. Keith Guerke es un personaje ficticio que se inventaron Nick Prueher y Joe Pickett, fundadores del Found Footage Festival, un ciclo itinerante que proyecta imágenes de viejos VHS convertidos en montajes humorísticos. La idea para realizar este engaño surgió a visionar estos programas pasados​​. "Odiaba aparecer en programas matinales. Nos dimos cuenta de que siempre nos tocaba en el segmento posterior al chef así que pensamos que esta era la manera más fácil que nos llevaran al programa", comentó Prueher. 
Ninguna persona del equipo sospechó nada. Nadie comprobó si realmente Guerke era un cocinero reconocido, simplemente se lo tragaron. El falso cocinero engañó a la televisión americana con sus propuestas, y con ellos los televidentes. Sólo que alguien del equipo de la Televisión hubiera entrado en Google se habría dado cuenta de que les estaban tomando el pelo, pero no lo hicieron, de ahí el éxito del engaño. 
De hecho, Guerke, como concepto, quizás no está tan lejos de Ferràn Adrià, los hermanos Roca u otros genios de la cocina experimental, sólo que éste ni siquiera era cocinero, aunque no sé si importa mucho, la gente nos lo tragamos todo, o casi todo, y seguro que más de uno y más de dos probaron alguna de sus recetas y seguramente incluso les gustó bastante. Al fin y al cabo, la cocina de las abuelas de viejo, viene de aprovechar las sobras del día anterior, sólo que Guerke las aprovechaba de una manera peculiar.


 
Share:  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

dejad vuestro comentario: