miércoles, marzo 23, 2016

#JE NE SUIS BRUXELLES


Yo no soy Bruselas, y abomino de banalidades de sofá como las referencias a Tintin que se han hecho a raíz de los atentados terroristas de ayer. Todo esto es activismo de sofá, complacencia de poca monta. Dejo un breve mensaje de condolencia en twiter, feisbuc o instagram, cuelgo el hastag #yo soy Bruselas, y me quedo tan ancho. Ya he cumplido, que contento estoy, que satisfecho me siento, que bonito ser parte de un mundo así, tan bueno, tan solidario, tan comprometido.
¡Y una mierda! No cuesta nada, y lo digo, porque los norteamericanos que todo lo estudian, han llegado a la conclusión de que estos activistas de sofá, o activistas de la pereza que les dicen, son los que menos ayudan a la hora de aflojar la mosca para ayudar a quienes banalmente apoyan.
Es la banalización obscena de la solidaridad entendida como mero exhibicionismo personal, muy de nuestro tiempo, por cierto.



Pocas veces coincido con este señor, pero hoy estamos en la misma lïnea:
Arturo Pérez-Reverte 
‎@perezreverte
Los yihadistas deben de estar acojonados por las florecitas, las velitas y nuestro enérgico "todos somos Bruselas". Y hasta la próxima.

SBD - 23.03.2016 



SHARE THIS

0 comentaris:

dejad vuestro comentario:

About Me