CONSEJOS EVANGÉLICOS


Amaos los unos a los otros.Sí, pero sin excederos. La gente sensata de siempre lo ha visto así, pues si amáis desorbitadamente a vuestro prójimo, corréis el riesgo de ser asimismo amados desorbitadamente por él, y esto acaba siendo incómodo. 'Hay amores que matan' dicen. Por lo tanto llego a la conclusión de que quien me soporta me quiere ... ¡Uf! Y, ¿Por qué no 'odiaos los unos a los otros', según la lógica de la lucha de clases.

aforismes: Joan Fuster

No hay comentarios

dejad vuestro comentario: