Una pena es un daño infligido por la autoridad pública sobre alguien que ha hecho u omitido lo que se juzga por la misma autoridad como una transgresión de la ley, con el fin de que la voluntad de los hombres pueda quedar, de este modo, mejor dispuesta por la obediencia. Son penas humanas las infligidas por mandato del hombre, pudiendo ser corporales, o pecuniarias, o consistentes en ignominia o prisión, o destierro, o en la combinación de varias de ellas.

Prisión existe cuando un hombre queda privado de libertad por la autoridad, destierro existe cuando un hombre es condenado por un delito a abandonar el territorio del Estado o permanecer fuera de una comarca del mismo, no pudiendo volver durante un tiempo prefijado, o nunca.

Puede darse el caso de que esta persona que se ha auto desterrado, o exiliado voluntariamente, en un error más del mundo soberanista sea detenida en Alemania un domingo al mediodía, y ahora todo el mundo se rasgue las vestiduras y se manifiesten, etc etc. La ley es la ley, justa o injusta, actúa y hoy lo ha hecho deteniendo a Carles Puigdemont. Es lo que hay, y sólo es necesario por parte de él y los suyos, el hecho de lamentarse, pero debería entender que un Estado como el español lo que no puede permitirse es que una persona como él se pasee por toda Europa como si nada, y una vez más Puigdemont ha subestimado al Gobierno Español, bastante cara le costará la broma. Al final de la escapada, lo que más preocupa es que en la revolución de las sonrisas se imponga la violencia, como algunos ya están pregonando, y no es una teoría, es que todo apunta hacia esta preocupante situación que nos afecta a todos, no sólo a los soberanistas.

Aqui lo comentan, en referencia a este texto publicado en instagram:
"...Leído en el instagram de un colaborador de TV3, un tal Jair Domínguez. No sé si es la frustración de algunos o la incapacidad autocrítica, pero parece que interesa el cuanto peor, mejor. Hipócrita y rabiosa frase que en realidad significa que cuanto peor, siempre será mucho peor. Excluye el razonamiento, el diálogo y la decisión de tolerar unos y otros Nadie sale indemne del enfrentamiento. Y aquí tenemos un problema."

Share To:

Francesc Puigcarbó

0 comentarios

dejad vuestro comentario: