LA SENDA ÚTIL

 


Mientras PP y Vox se desgañitan contra el Gobierno, mientras en Catalunya algunos siguen tratando de convertir cada acto en una trinchera, Pedro Sánchez ha escogido la senda del paso a paso. A su vez, Pere Aragonès ha rebajado la gestualidad de sus antecesores (¿imaginamos a Quim Torra ante el acto del Liceu?). 

Serenidad, prudencia y los fondos europeos que vienen. Si juegan bien sus cartas, ambos presidentes tienen la oportunidad de alargar sus mandatos. Hasta la patronal y los obispos han bendecido el rumbo con su apoyo a los indultos. Y hay más vientos que les impulsan. Será la pandemia, será la crisis económica sobrevenida, será la recuperación que se vive o se vislumbra, o serán, simplemente, las ganas de dejar atrás meses terribles, pero se intuye que algo ha cambiado en el estado de ánimo colectivo. Más ganas de celebrar conquistas que de enfangarse en querellas. En la reconstrucción estorban los agoreros, los hiperventilados, los que han hecho del lamento y las críticas hiperbólicas su único arsenal político. 

Más que nunca se necesita la política útil, la que no hace perder el tiempo con sus cuitas internas. Paso a paso, Sánchez y Aragonès parecen adentrarse en esta senda. - Emma Riverola - elperiodico.com

Cuando el burrito coge la senda, la senda se acaba, el burrito sigue. Y se acaba despeñando. O sea que, ojo con la senda.

Compartir:  

Comentarios