LOS LOBOS Y LA PRESA



El Gobierno Español anunció la semana pasada, la derogación de la anterior normativa en materia de agua y aprobó un Real Decreto que establece que será el Estado el que asuma "directamente" las competencias de policía hidráulica en las cuencas hidrográficas con el objetivo de conseguir una gestión "mucho más eficiente en materia de agua".

Los lobos cuando tienen una presa al alcance la acosan para cansarla, rodeándola hasta que agotada, cuando ya no puede más, la atacan y la matan. Se les nota en los ojos aparentemente inexpresivos y fríos la excitación de la meta alcanzada, salvo la víctima, que muere sin darse cuenta de la trampa en que ha caído, o se da cuenta cuando ya es demasiado tarde.
Si yo fuera de los del Ebro comienza a afilar las herramientas, el río está en peligro, y los lobos ya se han fijado en la presa
... la sombra de Aznar es siniestramente alargada.
Share:  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

dejad vuestro comentario: