ARRESTO CIUDADANO



El recuerdo de la guerra de Irak sigue indignando a muchos ciudadanos en todo el mundo. La prueba es que un joven británico quiso hacer un arresto ciudadano al ex primer ministro del Reino Unido Tony Blair cuando éste cenaba con su familia en un popular restaurante del este de Londres, según un publica la revista Vice.

Twiggy García  empleado en la barra del bar del Tramshed, explica en la revista digital como acusó el viernes al ex líder laborista de crímenes de guerra para declarar el conflicto en Irak en 2003, sin mandato de la ONU. García explica que conocía el derecho al arresto ciudadano - por el que un particular detiene a un sospechoso o autor de un delito - después de haber informado a la web ArrestBlair.org., que ofrece una recompensa por la detención de Blair.

El camarero le puso la mano en el hombro a Blair y le pidió acompañarlo a una comisaría para responder por "la matanza de civiles iraquíes después de llevar al Reino Unido a una guerra ilegal".

Señor Blair, esto es un arresto ciudadano por un crimen contra la paz, concretamente su decisión de lanzar una guerra contra Irak sin provocación", le dijo, según Vice.

"No, ¿no deberías estar preocupado por la situación en Siria?", Le replicó el ex primer ministro, y añadió: "¿no estás de acuerdo en que Saddam ( Hussein ) era un dictador brutal que debía ser derribado?".

"No con una guerra ilegal", le respondió García.

En medio de este intercambio, uno de los hijos de Blair avisó a los guardias de seguridad, de manera que el camarero decidió abandonar el local "rápidamente" y no ha vuelto al trabajo desde entonces.

Esta es la quinta vez que un ciudadano intenta detener Tony Blair, quien sigue siendo una figura muy polémica en el Reino Unido por la guerra de Irak y su política exterior. Según García, estos arrestos, aunque no fructifiquen y acaben siendo actos simbólicos, deben servir remover las consciencias y para que la gente no se olvide de que es un criminal de guerra.

Y hablando de recordar, en la foto de las Azores había dos individuos más a parte de Blai: George W. Bush y José María Aznar López, y posiblemente como ya se ha dicho en más de una ocasión se podría acusar formalmente a los tres por crímenes de Guerra, pero no creo que ni a uno en EEUU, ni al otro en España, a alguien se le ocurra no ya acusarlos formalmente por estos crímenes, sino llevar a cabo un simbólico arresto ciudadano, diría que saldría bastante mal parado. Hay que tener en cuenta que el acto simbólico de arresto ciudadano puede darse en un país de cultura democrática como Gran Bretaña, o al menos con más cultura democrática que España, donde no estamos preparados para actos de este tipo, pués acabaríamos arrestándonos los unos a los otros y los otros a los unos, hasta quedar todos arrestados.

No hay comentarios

dejad vuestro comentario: