MENTES PRODIGIOSAS


"La organización Macmillan Cancer Support llevó a cabo una investigación conjuntamente con la Red de Inteligencia Nacional del Cáncer y confirmó que, de 130.000 británicos que vivieron con esta enfermedad durante más de una década a 8.000 se la diagnosticaron cuando tenían más de 80 años. Sin embargo, en el Reino Unido a muchos pacientes de más de 65 años se les niega el tratamiento médico porque se consideran demasiado viejos, explican en esta organización benéfica, citada por la BBC.
Los enfermos de ciertos tipos de cáncer (incluyendo los cánceres de próstata, mama, pulmón, estómago, ovario y riñón) del Reino Unido e Irlanda tienen una tasa de supervivencia más baja que en el resto de Europa, dijo el director de la organización benéfica, Ciaran Devane. "Incluso así es malo cerrar las puertas a la gente mayor por ser demasiado viejas para recibir el tratamiento", dijo Devane. Explica que, según su investigación, muchos pacientes mayores con cáncer pueden vivir durante mucho tiempo e incluso pueden curarse. El director del Departamento Clínico Nacional de Servicios de Cáncer, Sean Duffy, reconoció el problema y dijo que tal vez el tratamiento para el cáncer debería aplicarse "teniendo en cuenta las necesidades de cada paciente en particular".

No es la primera vez que se habla de este problema , que tarde o temprano - si no se está produciendo ya - también nos llegará aquí -. ¿Son viejos, enfermos y cuestan mucho dinero a la Sanidad? pues a casa, a morir con los suyos. Ni siquiera Huxley había imaginado un fin tan triste por los viejos. Sucede que como sólo son un número, de manera fría, distante, alguien decide en quién se debe invertir el dinero de la Sanidad, y como los viejos cuestan demasiado dinero, no interesa el coste de su tratamiento, así de sencillo. Son viejos embargo, que la mayoría durante toda su vida han cotizado a una Seguridad Social a la que ahora les molestan y se desprende de ellos como aquel que indolente tira una colilla al suelo.

No son nada los viejos, ya están amortizados y por lo tanto no importan nada. De hecho, los ciudadanos en general cada vez tenemos menos derechos y por tanto importamos menos a nuestros gobernantes, para los que no somos gran cosa más que carne de paso, a quien utilizar según convenga y como interese en cada momento.

Todo esto sería la medicina tradicional, Gubernamental, pero hay otras alternativas, y no lo digo sólo por la homeopatía, a veces los remedios a muchas enfermedades los tenemos en la naturaleza, y no sólo las hierbas medicinales que cada vez conoce menos gente . Me contaban que para paliar el dolor de espalda crónico que sufren sobre todo muchas mujeres, se inyecta en la espalda veneno de abeja, o incluso la misma picadura del insecto, y calma el dolor más que cualquier medicamento.

Hay también mentes prodigiosas que tienen el don de curar: Cayce sería un caso, y como él otros que tienen el poder de sanar, que los hay. Lo primero que pregunto de estos posibles sanadores, es si cobran, si no lo hacen, ya puedo empezar a creer en ellos. 
Una sana alimentación y una vida sosegada cura más que muchas medicinas, y es que los hábitos de comportamiento de una persona son muy importantes para tener una vida sana y plena. Y no es que precisamente el sistema de vida actual vaya por este camino, dado se come mal, alimentos excesivamente limpios, y el ritmo de vida no es el adecuado.

No es ya el problema del cáncer, o el corazón, las alergias cada vez aumentan exponencialmente, y ya dicen que serán la enfermedad de este siglo XXI, un siglo donde la gente vive muchos más años ( llegar a los cien es bastante frecuente ), pero se llega sin ninguna calidad de vida, drogados de antibióticos, calmantes y todo tipo de pastillas y jarabes para unos médicos que, incapaces de curar, se limitan a recetar a granel sin ningún miramiento, ante su impotencia para evitar lo que es inevitable, aunque en su vanidad creen que lo es, el deterioro físico de un cuerpo agotado.
Share:  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

dejad vuestro comentario: