MUERTE DE UN MUERTO


La familia de Adolfo Suárez acaba de confirmar su muerte después de 48 horas de agonía en la Clínica Cemtro de Madrid. Adolfo Suárez hacía 11 años que estaba muerto; uno muere, no cuando deja de vivir, sino cuando deja de conocer, de reconocerse a sí mismo y a los suyos, lo explicaba un periodista cuando le llamó un día por teléfono para quedar, y Suárez le dijo que no podía ya que tenía de cuidar de su mujer (y su mujer hacía un año que había muerto). Terrible enfermedad que te mata en vida la suya. Ha muerto el cuerpo de un franquista reconvertido involuntariamente a pseudodemòcrata. Se glosará su figura absolutamente, se le elogiará y habrá también quien le denostará. No creo le importe, lleva once años muerto y esto es mucho tiempo, tanto como la transición que dicen hizo y que también hemos olvidado.
Share:  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

dejad vuestro comentario: