.

AMAR LA SOCIEDAD


"Hay fenómenos específicamente sociales (hechos sociales), que constituyen unidades de estudio que no pueden ser abordadas con técnicas que no sean las específicamente sociológicas. Asimismo Durkheim redefinió la sociología como la ciencia que tiene por objeto el estudio de estos hechos, que definió los hechos sociales en las reglas del método sociológico como: "... maneras de actuar, pensar y sentir externos al individuo, y que poseen un poder de coerción en virtud del cual se imponen a él ... » 
Estos "hechos sociales" existen con anterioridad al nacimiento de un individuo en determinada sociedad y por tanto, son exteriores a él. Son colectivos porque son parte de la cultura de la sociedad, y son coercitivos porque los individuos se educan conforme a las normas y reglas de la sociedad sólo por el hecho de nacer en ella. 
Durkheim afirmó: «si existían antes es que existen fuera de nosotros» y menciona como ejemplos la lengua natal, la escritura y el sistema monetario. Durkheim también afirmó que la sociedad era algo que está fuera y dentro del individuo al mismo tiempo, gracias a que éste adopta e interioriza sus valores y su moral. El "hecho social" tiene una fuerte capacidad de coerción y de sujeción respecto del individuo. Por lo tanto el hecho social no puede reducirse a simples datos psicológicas, y la conciencia colectiva prima siempre sobre el pensamiento individual, siendo entonces la sociedad, y no el individuo, la unidad de análisis primordial de la sociología. 

"Amar la sociedad es amar un poco más allá de nosotros mismos y algo en nosotros mismos". Esta curiosa frase de Émile Durkheim expresa la influencia que puede tener la sociedad en las personas. Reconociendo que la sociedad hay más allá de nosotros mismos, ella es mucho más que los individuos que la componen; la sociedad tiene una vida propia que se extiende más allá de nuestras experiencias personales. La sociedad tiene el poder de determinar nuestros pensamientos y acciones."  Princesa de Asturias de cooperación. y la culpa de que haya hablado, es de ese otro filósofo. "

Esta reflexion del filósofo francés Emile Durkheim, está extraída de la Wikipedia, que recientemente ha sido galardonada con el premio Princesa de Asturias de cooperación. y la culpa que lo haya recogido es de este otro filósofo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

dejad vuestro comentario: