DE CHANCHULLOS Y UN ZOTE DE HUESCA


Agentes de la Guardia Civil han detenido a un hombre de 37 años que se presentó al examen teórico de conducir, en las instalaciones de la Dirección General de Tráfico en Huesca, al volante de su propio coche y sin licencia, al haber perdido todos los puntos. El hombre es un vecino de la localidad aragonesa de Labuerda al que se le había retirado el carné de conducir tras perder en diferentes infracciones de tráfico todos los puntos asignados. El día del examen teórico, agentes del Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico de la Guardia Civil detectaron que uno de los turismos que accedía al recinto donde se desarrollará la prueba era propiedad de una de las personas que iba a examinarse.
Una vez terminado el examen, los agentes interceptaron el vehículo cuando circulaba por la carretera A-132 entre Huesca y la localidad de Puente la Reina. Al volante del turismo se encontraba la misma persona que había realizado unos minutos antes del examen teórico, por lo que fue imputado por un supuesto delito contra la seguridad vial, con la obligación de personarse ante la autoridad judicial en el momento de ser requerido.

Este es un caso de poca vista por parte del hombre, algo zote también, pero de chanchullos para sacarse el carné de conducir siempre ha habido. En Sabadell hace años se destapó el caso de una auto escuela que se dedicaba a arreglar la obtención de carnés de conducir, con la connivencia de los examinadores. Se destapó muchos años más tarde y la gente que la había obtenido ilegalmente se tuvo que volver a examinar.
Hay un caso muy divertido de un pescadero del mercado Central que era negado total y no había manera de que se sacase el carné. No tenía problemas con la teórica, pero se atascaba en la práctica. El hombre, desesperado recurrió a esta auto escuela para solucionar su problema, y ​​el examen fue de la siguiente manera:

Los de la auto escuela le dijeron: tú cuando te toque, subes al coche decidido, te sientas, vigilas que esté el cambio de marcha en punto muerto. arrancas el motor y espera, ya veuràs. El hombre asi lo hizo y una vez puesto en marcha el coche, el examinador le dijo: ¡Ya está !, no es necesario que siga, ya se ve que usted sabe de conducir. Está aprobado. ¡Ah! condujo muchos años y nunca tuvo ningún accidente.

También se dió el caso de Tamudo cuando jugaba en el Espanyol, que envió a examinarse a un primo o un amigo suyo, y claro, los examinadores se dieron cuenta y no coló.

De hecho el chanchullo más rentable sigue siendo la falsa revisión médica que se debe pasar (70 €) para renovar el carnet de conducir, de hecho, más que un chanchullo, es una estafa en toda regla. A ver qué partido deroga esta medida y como en Gran Bretaña, el carné de conducir, una vez obtenido, es para toda la vida.

Por cierto que los examinadores se quieren declarar en huelga, manifiestan que no quieren ser ellos quienes digan a los examinados aspirantes a conductores el resultado del examen, se ve que ha habido unas cuantas agresiones por parte de quienes han suspendido.
Share:  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

dejad vuestro comentario: