EL HOMBRE QUE CONDECORA VÍRGENES


Se hace difícil definir la actitud, el comportamiento del Ministro del Interior del Gobierno Español, el Sr. Jorge Fernandez Diaz, un hombre piadoso, no se si casto y muy religioso, que eso sí que lo tiene, pero religioso de antes, versión blanco y negro rancio y fanático, de cristiano de viejo.
Para mí que este hombre no está bien, que se la ha girado el cerebro o se le  ha ido la olla, aparte de su obsesión patológica que le hace ver yihadistas en todas partes, o familias catalanas que no se hablan en  la mesa, tiene otra nadería preocupante, o quizás es un hobby o incluso una performance, el Señor Jorge Fernandez Diaz, se dedica a condecorar vírgenes, y lo digo en plural por que el hombre es reincidente, que lo ha vuelto a hacer,¡ vamos!
La elegida para ser condecorada ha sido la Santísima Virgen de los Dolores que integra la lista de condecorados ajenos a la Guardia Civil que el Cuerpo reconoce este año con motivo de la festividad de su patrona. En el orden del 25 de septiembre, a la que ha tenido acceso eldiario.es, se concede la Cruz de Plata a la Virgen en su calidad de "titular de la Real y Venerable Cofradía de Nuestro Padre Jesús de la Humildad y María Santísima de los Dolores"de Archidona, en la provincia de Málaga. La distinción llega cuando aún está pendiente la sentencia judicial sobre la condecoración de la Policía a otra Virgen, también de Málaga, que otorgó Interior en 2014 y que llevó a dos organizaciones laicistas a recurrir la decisión administrativa ante la Audiencia nacional.
Esta otra virgen condecorada es del año pasado, en concreto se trata de la Virgen María Santísima del Amor. Los méritos para recibir la Medalla de Oro al Mérito Policial los realizó la cofradía del Rico y María Santísima del Amor, que comparte con la policía "valores como la dedicación, el despertar, la solidaridad y el sacrificio", según recoge la orden firmada por Fernández Díaz. La Medalla de Oro al Mérito Policial es una condecoración que va acompañada de pensión, pero que en esta ocasión pierde la recompensa económica para ser concedida a título honorífico, según fuentes policiales. En el orden, se destaca la colaboración de la cofradía malagueña con la Policía cada Semana Santa. Sin embargo, ni la Virgen, ni la Cofradía parecen reunir los méritos establecidos en la Ley 5/1964 para la concesión de esta medalla. A saber: "haber muerto en acto de servicio o sufrir mutilación, dirigir o participar en un servicio de la Policía de "trascendental importancia", haber desarrollado una "actuación extraordinaria y ejemplar" que dote de prestigio al cuerpo o hacer "hechos análogos" a los citados que impliquen "méritos extraordinarios".

Pues bien, señoras y señores que ha ido leyendo hasta llegar aquí, este señor Ministro está en activo todavía a día de hoy en el Gobierno Español de España, no toma nada que se sepa, ningún tipo de psicotrópico, él nunca lo haría que es muy católico y hombre de bien, pero tal vez alguien un poco más cuerdo debería apartarle de su cargo y enviarlo a meditar a algún Balneario y no como hizo él en el Valle de los Caídos. Este hombre está enfermo y necesita tratamiento urgente, ocupa un cargo muy delicado y de mucha responsabilidad y en su estado alguien podría recibir daños colaterales. Además, estoy muy molesto con él, no ha condecorado a la Virgen de la Salud, patrona de Sabadell y esto es un agravio comparativo. España nos roba, medallas a las vírgenes catalanas.

No hay comentarios

dejad vuestro comentario: