jueves, marzo 10, 2016

LOS NÚMEROS DE LA VERGÜENZA


No es sólo por los refugiados, es también por nosotros, no podemos dejar que Europa caiga en manos de fascismos. Son nuestros valores los que se están perdiendo en el naufragio.

A veces los números son demasiado fríos para contar la realidad pero otras son tan elocuentes que te hielan la sangre. Hay otras pero las siguientes cifras conocidas esta semana sintetizan el vergonzoso comportamiento de Europa con los refugiados.

Primera. Por 6000 millones, el doble de lo que se había prometido inicialmente, y el compromiso con el gobierno del autócrata Erdogan de avanzar en su ingreso en la Unión, Europa ha comprado a Turquía como almacén al que echar a todos los refugiados que entren ilegalmente en Europa, incluidos los sirios. Por 6000 millones, Europa renuncia a sus principios éticos y fundacionales, consagra las devoluciones en caliente y se entrega a un régimen corrupto gobernado por un sátrapa que cierra periódicos críticos y oprime a la disidencia. Nos han vendido por un puñado de euros.

Segunda. 18 son los refugiados acogidos hasta ahora por España de los 17.000 que Rajoy se comprometió a recibir. Ahora el PP ha rebajado su oferta hasta 450. Ni medio millar cuando hay diez millones que lo necesitan. No es de extrañar en un gobierno que inauguró las devoluciones en caliente, que ordenó disparar a quienes intenten llegar a nado y que está detrás de la muerte de 15 personas que se ahogaron por esa causa en la playa del Tarajal. No son los únicos, casi todos los países han incumplidos sus promesas de acogida y les tratan como prisioneros de guerra y animales, los marcan con números, les atacan con perros y gases lacrimógenos, les confiscan los bienes, los hacinan en campos de concentración, les dejan morir de frío o ahogados. Los mismos que lloraban la muerte de Aylán, provocan su muerte.

Tercera. 0,0% de españoles sitúan la crisis de los refugiados entre los problemas que les preocupan, según la última encuesta del CIS. La crisis de los refugiados es también nuestra crisis moral como ciudadanos. Muchas personas están ayudando desinteresadamente y haciendo la labor que corresponde a sus gobiernos, pero la sociedad en su conjunto ha dado la espalda al problema y no ha habido una movilización masiva para denunciar el trato inhumano a los refugiados.

No creo que seamos insolidarios pero la política del miedo y la criminalización mediática, la anestesia y la apatía, han triunfado y nosotros estamos fracasando como sociedad. Hago un humilde llamamiento a los movimientos sociales, fuerzas políticas y periodistas para que tratemos de despertar conciencias ante este problema que nos concierne a todos. No es sólo por los refugiados, es también por nosotros, no podemos dejar que Europa caiga en manos de fascismos. Son nuestros valores los que se están perdiendo en el naufragio. 

Los números de la vergüenza
Javier Gallego - eldiario.es

SHARE THIS

0 han dicho....:

dejad vuestro comentario:

About Me