Header Ads

DÍA MUNDIAL DEL DÍA MUNDIAL


Hoy están los otros muy ocupados, resulta que es el día mundial del reciclaje, el día mundial de internet, y también, el día mundial contra la homofobia, la transfobia la bifobia, y .... de la gilifòbia, que es el día mundial de los gilipollas que celebran alguno de estos días, porque ya está bien con la retranca del día mundial del día mundial del día mundial de..., que es el único día del año en que se habla del tema a tratar y ya, hasta el año próximo. Reciclar es de cobardes, y de anticuados, no hay nadie que reconozca su homofobia, transfobia o bifobia que no se que es ni me importa, por lo tanto no existe, y en cuanto a Internet no entiendo porque necesita un día del año si los tiene todos. Y es que esta sociedad nuestra cada vez está más despoblada de gente con el mínimo de sentido común necesario para ir por la vida, y si rebosante de idiotas o gilipuà. Aparte de que estas etiquetas se aplican mal..., pondré en pondré dos ejemplos:

1.- Si uno lee que en Ourense en una clínica donde una mujer iba de parto, dos familias se lían a tiros, aunque las primeras informaciones no lo digan, se deduce - y no sabiamente sino por lógica apostoflante - que las dos familias son gitanas, y obviamente, al día siguiente en ampliarse la información lo puede constatar. Esto que alguien podría tachar de racismo, o algún tipo de fobia, no lo es, es simplemente una aplicación práctica del sentido común.

2.- Si el mismo de antes, o sea yo, contemplando el penoso y limitado espectáculo de Alemania y España en la final del campeonato sub17 de fútbol femenino, ​​manifiesta que el fútbol no está hecho para las mujeres, no es machismo, ni misoginia, es la pura constatación de que el señor no ha llamado a las mujeres para la práctica mínimamente digna del fútbol, ​​sobre todo las porteras que es donde más se notan las carencias.

Y con dos basta. Nada, que todo lo del día mundial del día mundial del día mundial de ...., no es más que una de las múltiples tonterías de esta sociedad hedonista y decadente que se mira el ombligo y ni sabe ni dónde lo tiene.

No hay comentarios

dejad vuestro comentario:

Con la tecnología de Blogger.