-

LA MAGNITUD DE LA TRAGEDIA



Hoy cae un avión, colisionan dos coches, se produce una conflagración doméstica, y hay unos cuantos muertos: los titulares de los periódicos lo llaman "tragedias". ¡Mal! "E son dichas tragedias puesto que contienen dictados llorosos de crueldades de Reyes y de grandes príncipes ..." Antígona era Antígona, y Edipo era Edipo, y los fantasmas de Shakespeare llevaban coronas. El vocabulario se deteriora ...., y es que a veces Joan Fuster hilaba demasiado fino. Antígona o Edipo, son personajes inventados como los fantasmas de Shakespeare y por lo tanto no pueden sufrir tragedias reales, más allá de las maldades que les hagan sufrir a los personajes sus autores. 
No entiendo del todo a que se le puede decir, que es, o que ha sido una tragedia. Bien mirado no dejan de ser accidentes o incidentes. Tenemos la manía de darnos demasiada importancia y magnificar nuestro entorno o incluso la muerte, y en eso si tenía razón Fuster, el lenguaje se deteriora y de cualquier incidente o accidente se llama a la ligera tragedia, no es igual tres muertos en Occidente que en el tercer mundo, para que aquí sea considerado tragedia debe morir mucha más gente. Lo que si nos debería preocupar es que han pasado más de dos mil años y los argumentos, situaciones y personajes de las tragedias griegas son perfectamente vigentes a día de hoy, lo cual quiere decir que es evidente que nuestro grado de conciencia y comportamiento como humanos, no ha avanzado nada, y eso si que es una tragedia, meramente intelectual, claro.

Share:  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

dejad vuestro comentario:

ESCRITOS ANTERIORES

AFORISMES - AFORISMOS