APODERARSE DEL TIEMPO


Paradójicamente algo que nació al servicio de la muerte, como internet, un invento del Pentágono para coordinar a escala planetaria sus planes de agresión contra otros países, se convirtió en un instrumento de vida. La gente lo transformó en su fin original y gracias a eso puede encontrarse, reunirse en torno a objetivos comunes y puede auto convocarse para rechazar las injusticias. Para protestar. Son esas paradojas que te ayudan a vivir y te demuestran que no hay nada definitivo. Hay muchas cosas que nacen en un sentido y terminan viviendo en otro. Es como el automóvil, el televisor, el vídeo, la computadora personal, el teléfono celular y demás contraseñas de la felicidad, máquinas nacidas para "ganar tiempo" o para "pasar el tiempo", que se apoderan del tiempo, de nuestro tiempo. EDUARDO GALEANO
Share:  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

dejad vuestro comentario: