INDIANA PUIGDEMONT Y LA URNA PERDIDA


En muchos países, para dejar constancia del voto no sólo basta con identificarse y estampar la huella dactilar. Para asegurar que el voto no sea duplicado, en países como Venezuela, Sudáfrica o India, utilizan tinta indeleble para marcar algún dedo. El pequeño o una línea en la uña del pulgar son algunos de los casos. Imposible disfrazarse o utilizar un carnet falso para votar otra vez!

El analfabetismo sigue presente en muchos lugares del mundo, ¿Cómo sabe alguien que no lee donde está su candidato favorito? En Indonesia, por ejemplo, los papúes votaron con ayuda de folletos con las fotos de cada candidato. En otros casos, lo hacen para tener la película clara. Irlanda, aunque tiene una tasa de alfabetización del 99%, utiliza una papeleta "all inclusive", que indica nombre, logo del partido y fotografía de cada candidato.
Los más modernos de largo son los estonios. Esta nación báltica es pionera en permitir desde 2011 el sufragio por internet a través de computadores y teléfonos móviles, desde cualquier aparato. Es una alternativa más al uso de la papeleta y en realidad tuvo bastante éxito, ya que este año más de un 15% de los votantes usó este medio.

"Cada vez más estonios votan por internet porque confían en que el sistema no es manipulable y porque es muy cómodo. En un país como Estonia, el frío siempre es un factor de abstención", señaló un diputado del oficialista Partido de la reforma. El método se ha comprobado ser transparente y los temores a una posible manipulación resultar injustificados, ya que es sistema es más seguro que una transacción bancaria - dicen -, como se ha visto en las elecciones en EEUU o en Francia.

Claro que en los dos primeros supuestos hay algo muy importante, básico y imprescindible: ¡LAS URNAS!. Y ahora resulta que de urnas en Catalunya no hay, la consellera de Presidencia y portavoz del Gobierno, Neus Munté, ha admitido este martes que el Ejecutivo catalán aún no ha decidido la alternativa que tomará después de que el proceso de homologación previa de la adquisición de urnas haya quedado desierto "debido a una cuestión relacionada con la solvencia económica de las empresas". Ha insistido en más de una ocasión que el Gobierno mantiene el compromiso con la compra de urnas, aunque no ha aclarado cómo piensa hacerlo.

Humildemente, el día 1-0, propongo votar a mano alzada, pueblo por pueblo, calle por calle, casa por casa, habitación por habitación, dedo pulgar arriba SI, dedo pulgar abajo NO, y que los funcionarios o voluntarios vayan contando los votos apuntándolos en una libreta.' Vaya! como los Romanos en el circo, que de hecho de eso va la cosa, de circo. ¡Ah! la peineta por supuestíssimo, se considerarà voto nulo.

1 comentario:

dejad vuestro comentario: