"En mi opinión, vivir sin hacer nada, envejecer lentamente, es una agonía. Esto me ha llevado a pensar que como artista que soy tengo que tomar una decisión ..."
Que nadie se alarme que el texto no es mío, sino de Yukio Mishima, el escritor japones quer terminó la estancia suicidándose a los 45 años haciéndose el harakiri. Hiraoka Kimitake era su nombre al nacer, y parece obvio que la decisión de suicidarse, tarde, aunque fuera a cuarenta cinco años, venía dada por otros motivos que no tenían nada que ver con envejecer, si es que se puede hablar de envejecer a los 45 años. No trato de analizar por qué realmente se suicidó, si por su homosexualidad, por no haber ganado el Nobel, o simplemente por siempre haber coqueteado con la idea del suicidio. Lo que encuentro es que la excusa que da, no casa con la realidad, y menos a los 45 años. Saramago comenzó a escribir en serio en jubilarse y ved si hizo de trabajo, y como él hay otros casos.
Mishima se suicidó y no sabemos cuáles fueron las causas reales que lo llevaron a tomar esta decisión, pero como artista que era, podía haber buscado una excusa más razonable y lógica que justificase su auto, pero claro, esto lo estoy escribiendo desde la perspectiva de una persona normal, y la mente de un artista de verdad como era Mishima, es todo menos normal, pues de no ser así, ya no sería artista. Su suicidio se produjo el 25 de noviembre de 1970 (quizás ahí estaba la excusa), Mishima y cuatro personas más de su milicia privada -la Sociedad del escudo- entraban en el cuartel de la División Oriental del Ejército, fuerzas de autodefensa a las que Mishima había unido tres años antes. Dentro, hizo un discurso a los ochocientos hombres del regimiento exhortándolos a dar un golpe de estado. Denunció la decadencia del Japón contemporáneo y expresó la necesidad de restaurar los poderes del emperador,  y al no ser secundado, debido a ello, Mishima se suicidó por el sistema ritual del seppuku, cortando su vientre de izquierda a derecha. Habiendo preparado meticulosamente el suicidio, quiso escribir con su propia sangre el carácter de espada, pero no pudo debido al dolor. Para acabar con el seppuku, dos de sus ayudantes le decapitaron. John Nathan, amigo y biógrafo del escritor afirma que el golpe de Estado sólo fue un pretexto para cometer su suicidio. Claro, Bruselas le pillaba lejos y no tenia Mishima ninguna intención de exiliarse.

Share To:

Francesc Puigcarbó

0 comentarios

dejad vuestro comentario: