Las autoridades de España y Marruecos han rescatado este fin de semana una veintena de cadáveres de inmigrantes a unas cuatro o cinco millas de la costa de Melilla, tras ser avistados flotando en el mar por un barco de pasajeros.
Los inmigrantes, todos de origen subsahariano, podrían haber naufragado en su intento de llegar a costas españolas en patera durante los últimos días, en los que se había decretado alerta amarilla por fenómenos costeros en aguas de Melilla.

Más de 14.000 personas han muerto ahogadas en el Mediterráneo desde 2014 según indican los de desalambre, aunque seguramente deben ser muchos más que no han podido ser contabilizados, y éste es uno de los problemas que no se afrontan, sobre todo a nivel de los Gobiernos europeos que se limitan a contabilizarlos. Deberían sentir vergüenza, pero no pueden porque no tienen, verdad Sr.Zoido. Por cierto, como tenemos el tema de los guardias civiles que presuntamente fueron contribuir a que se ahogaran 15 inmigrantes a las playas del Tarajal? No se por que se lo pregunto, señor Ministro, seguro que son inocentes, como usted, como su Gobierno. Al menos ha tenido la decencia de no condecorar-con ninguna medalla, claro que 16 Guardias civiles para dejar que se ahoguen 15 subsaharianos (siempre presuntamente) tampoco debe ser motivo de mucho orgullo, como no lo fue zurrar ancianos y no tan ancianos en las puertas de las escuelas del 1-O. El problema es que los 15 subsaharianos no se ahogaron presuntamente, sino que se ahogaron, o los dejaron ahogar.

Hay que ver que valientes fueron, a estos si les dio alguna medalla de esas que compra a miles en los chinos, siempre presuntamente. Mire, me dan ganas de enviarlo a usted a hacer gárgaras, a usted y a unos cuantos más, pero no lo haré, ¡coño! es que ya veo que le faltaría tiempo para acusarme del delito de moda (de odio), tal vez por qué no entendería que sólo le enviaba paseo, no a darle un paseo.

Share To:

Francesc Puigcarbó

0 comentarios

dejad vuestro comentario: