El Efecto Matilda, es un sesgo, en contra del reconocimiento de los logros de las mujeres científicas, el trabajo de las cuales, es menospreciado o incluso atribuido a sus colegas hombres. Este efecto fue descrito por primera vez por la sufragista y abolicionista Matilda Joslyn Gage en su ensayo "Woman as Inventor" y el término fue propuesto por la historiadora de la ciencia Margaret W. Rossiter en 1993.
Según algunos estudios, el efecto era especialmente pronunciado la década de 1990 en Estados Unidos de América. Una investigación de 2012 encontró que los hombres científicos estadounidenses recibían más reconocimiento y premios que las mujeres con éxitos similares. Curiosamente una revista que cuesta sólo 1 euro, 'Pronto' cada semana cuenta la historia de una mujer que ha descubierto algo y había sido silenciada o menospreciada hacia un hombre. Esta semana hablan de Katharine Blodgett que en 1938 creó los cristales antirreflectantes, y en otros el caso de Hedy Lamarr, la mujer que inventó el wi-fi, y muchas más que poco a poco y gracias a esta revista han logrado su reconocimiento.
Share To:

Francesc Puigcarbó

0 comentarios

dejad vuestro comentario: