martes, mayo 03, 2016

CANIBALISMO MORAL


En principio, el cínico, es aquel que dice las verdades inoportunas: las verdades que todo el mundo sabe y que todo el mundo coincide en silenciar. Él las propala y subraya con una deliberación insidiosa. Denuncia hechos, ideas o sentimientos superficialmente deplorados, evidencias que molestan, realidades mal aguantadas. Son, en el fondo, las cosas de siempre, las cosas tal como son, y que solemos ocultar con eufemismos o con fraudes.
Toda sociedad se mantiene en equilibrio - equilibrio más o menos estable - gracias a una red de convenciones, y de convencionalismos, interesados ​​y cautelosos, sin los cuales la vida en común no se podría soportar. Hay un mínimo de hipocresía, de prudente hipocresía, para que marche bien el mecanismo de las relaciones humanas: el respeto y la tolerancia mutuos exigen una base de simulación, incluso, de impostura, que elimine el riesgo del canibalismo moral. La absoluta franqueza, metódica, decidida, no sería más que eso, canibalismo moral.

JOAN FUSTER
Indagaciones posibles.

SHARE THIS

2 comentarios:

  1. No estoy de acuerdo en lo que atañe a la hipocresía. La hipocresía es perniciosa siempre y la persona hipócrita, indeseable. Otra cosa es el prudente respeto hacia el otro, que no implica en absoluto hipocresía.

    ResponderEliminar
  2. creo que estamos hablando de dos concepciones diferentes de la hipocresía, aún que no dejas de tener razón, pero digamos que hay una hipocresía positiva que es necesaria a veces, o dile prudencia, si quieres.

    ResponderEliminar

dejad vuestro comentario:

About Me