ÚLTIMOS ESCRITOS

DIGNA HIJA DE SU PADRE


Concepción Dancausa es la actual delegada del Gobierno en Madrid en sustitución de la actual presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes. Burgalesa de 64 años, Dancausa es licenciada en Derecho y funcionaria del extinto Cuerpo del Organismo Autónomo Administración Institucional de Servicios Socioprofesionales, heredera del conocido Sindicato Vertical, el único sindicato de la época franquista. Sin duda pertenece a una familia tradicional y es hermana de la consejera delegada de Bankinter María Dolores Dancausa. Su padre, Fernando Dancausa de Miguel, fue un conocido falangista, fundador de la Fundación Francisco Franco, y que se opuso a la Transición (se abstuvo en la Ley para la Reforma Política que dio paso a ella) y suscribió ‘El escrito de los 126’, que denunciaba la tolerancia con la UGT en 1976. El patriarca era abogado, llegó a ser presidente de la Diputación de Burgos, alcalde de la ciudad y ejerció de procurados en las Cortes durante la dictadura.

Aunque el pasado y la familia no tienen por qué hacer la cosa, Dancausa da muestras de connivencia al mostrarse claramente en contra de cambiar los nombres de algunas calles de Madrid que siguen recordando a personajes relacionados con el franquismo, una iniciativa del nuevo consistorio de Manuela Carmena que la delegada del Gobierno considera un “error”.

Dancausa no es una persona nueva en política, de hecho lleva más de 20 años ocupando puestos de responsabilidad pública diferentes. Ha ocupado diferentes cargos públicos, sobre todo en el ámbito madrileño, tanto en la Comunidad como en el Ayuntamiento, y a nivel nacional llegó a ser directora general del Instituto de la Mujer y secretaria general del propio ministerio.

La delegada del Gobierno ha pasado por las ‘manos’ tanto de Esperanza Aguirre, como de su rival más conocido en el partido, Alberto Ruiz Gallardón, como de la exalcaldesa Ana Botella. Con Aguirre como presidenta en su primera legislatura Dancausa fue la presidenta de la Asamblea de Madrid y vivió de primera mano el polémico ‘Tamayazo’. Después se hizo un hueco en las listas para el Ayuntamiento con Gallardón, con quien se hizo cargo de área de Familia y Asuntos Sociales. Fue sobre todo con Botella como jefa del consitorio, con quien le unía una estrecha amistad, Dancausa paso a opcupar sus más altas cotas de poder municipal. Primero cambió la cartera de Familia y Asuntos Sociales por Hacienda y luego, con la dimisión del vicealcalde Miguel Ángel Villanueva, por el caso del Madrid Arena, se hizo con las competencias del dimisionario y Botella, además, le premió con el título de primera teniente de alcalde, tal vez en contraprestación al informe de la investigación interna del Ayuntamiento sobre la gestión municipal en la macrofiesta, un informe que absolvió al consistorio madrileño.

Concepción Dancausa está en el ojo de la polémica decisión de prohibir las estelades en el partido de este domingo, máxime cuando se ha conocido sólo unas horas después de anunciar la decisión que ha dado su visto bueno a una manifestación convocada por el colectivo neonazi Hogar Social Madrid para este sábado bajo el lema ‘Defiende España, defiende a tu gente’. La marcha partirá a las 18:00 horas de la tarde de Plaza de España hacia la Plaza del Dos de Mayo, y se pretende hermanar con varias concentraciones previstas en Europa ese día por colectivos de ultraderecha.

De hecho, el sábado puede ser un día especialmente difícil para la seguridad pública en la capital, puesto que junto a estas manifestaciones la Delegación del Gobierno ha dado el visto bueno a otras dos manifestaciones antifascistas, una convoca por la plataforma Madrid para todas, bajo el lema ‘Madrid no es hogar de neonazis’, y que tiene previsto congregar a unas 6.000 personas. Pero Dancausa considera que no debe haber problemas de seguridad puesto que las diferentes marchas no coinciden en recorrido. Además, la delegada alegaba en la misma conferencia de prensa en que anunció la prohibición de las banderas independentistas que “la capacidad de la Delegación es limitada” en casos como los de las manifestaciones de noenazis o antifascistas “porque se trata de un derecho muy protegido por la legislación y los jueces”, y que cuando la Delegación del Gobierno ha prohibido alguna o ha modificado su recorrido, “los tribunales han dado la razón a los organizadores”.

Sin duda contrasta la potencial peligrosidad de las manifestaciones por la capital madrileña con la decisión de prohibir las estelades precisamente por motivos de seguridad. En el caso del partido de este domingo habrá 50.000 espectadores ,un efectivo de 1.490 policías, 700 vigilantes de seguridad contratados por la Federación de Fútbol, 180 policías municipales, 80 miembros del Samur, 43 de Cruz Roja y bomberos del Ayuntamiento. Pero Dancausa, más allá de los motivos de seguridad considera que “el deporte en general y el fútbol en particular no tienen que convertirse en escenarios de confrontación política”.

Desde la Delegación del Gobierno de Madrid también alegan que en la final de Copa del pasado año se vieron en el Camp Nou banderas independentistas catalanas, la ley del deporte prohíbe este tipo de símbolos. Nada más lejos de la realidad puesto que en concreto, la ley contra la violencia en el deporte prohíbe “la exhibición en los recintos deportivos, en sus aledaños o en los medios de transporte organizados para acudir a los mismos de pancartas, símbolos, emblemas o leyendas que, por su contenido o por las circunstancias en las que se exhiban o utilicen de alguna forma inciten, fomenten o ayuden a la realización de comportamientos violentos o terroristas, o constituyan un acto de manifiesto desprecio a las personas participantes en el espectáculo deportivo”. LAVANGUARDIA.COM

Publicar un comentario

dejad vuestro comentario:

BLOC D'EN FRANCESC PUIGCARBÓ - Copyright © BLOG DE FRANCESC PUIGCARBÓ. Designed - OddThemes