23.2.17

DOBLEPENSAR


En pocas palabras Winston nos define de la mano de Orwell, el Código Mariano, de Mariano Rajoy, por supuestíssimo. La palabra no es postverdad, ni realidad alternativa, ni en diferido, ya la teníamos definida hace mucho tiempo: doblepensar. ¡Ah! como amo al Gran Mariano.

"Winston dejó caer los brazos de sus lados y volvió a llenar de aire los pulmones. Su mente se deslizó por el laberíntico mundo del doplepensar. Saber y no saber, ser consciente de lo que es realmente verdad mientras se dicen mentiras cuidadosamente elaboradas, sostener simultáneamente dos opiniones sabiendo que son contradictorias y creer pero, en ambas; emplear la lógica contra la lógica, repudiar la moralidad mientras se recurre a ella, creer que la democracia es imposible y que el Partido es el guardián de la democracia; olvidar cuando es necesario olvidar y, sin embargo, recurrir a ello, volverlo a traer a la memoria cuando se necesita y luego olvidarlo de nuevo, y, sobre todo, aplicar el mismo proceso al procedimiento mismo. Esta era la más refinada sutileza del sistema: inducir conscientemente a la inconsciencia, y luego hacerse inconsciente para no reconocer que se había realizado un acto de autosugestión. Incluso comprender la palabra doblepensar implicaba el uso del doblepensar. "


SHARE THIS

0 comentarios:

dejad vuestro comentario: