viernes, agosto 19, 2016

EL AGUSTINIANO MENTIROSO y DESMEMORIADO


Jorge Fernández Díaz, afirma que condecoró al polémico comisario José Manuel Villarejo, recién jubilado, sin ser consciente de ello. "Yo no le he condecorado nunca!", Responde en una entrevista que publica este viernes la revista 'Vanity Fair', antes de que su director de Comunicación le saque de su error y le confirme que efectivamente le condecoró en 2014.

"En todo caso si lo he hecho no me he enterado, así de claro. He condecorado al comisario Villarejo? [Pregunta a su director de Comunicación, presente en la entrevista, que se lo confirma] Yo he condecorado a multitud de policías. me pasa la propuesta la Dirección General de la Policía y yo firmo la resolución. No tengo la necesidad ni el deber de conocer a los 67.000 policías que existen", se justifica, según la transcripción publicada por 'Vanity Fair'.

La verdad es que, tal como reveló eldiario.es, el comisario Villarejo fue condecorado por Interior con la Medalla al Mérito Policial con Distintivo Rojo en un acto reducido y extraordinario, celebrado en la sede de la Dirección General de la Policía en marzo de 2014. a pesar de que el departamento dirigido por Ignacio Cosidó no detalla los motivos por los que se condecora a los agentes, diferentes fuentes policiales consultadas por esta redacción han señalado, cuando eldiario.es explicó la noticia en 2015, que la distinción se había producido por su participación en las maniobras policiales contra políticos catalanes.

La entrevista con Vanity Fair ha permitido al ministro contestar al fiscal Pedro Horrach, que en otra entrevista con la misma revista opinó que Fernández Díaz debería haber sido cesado y encausado por el contenido de la conversación con el director de antifraude, en la que hablaban de buscar eventuales casos de corrupción que afectaron ERC y CDC.

Tras subrayar que la Fiscalía ha dicho que no hay indicio de que el ministro haya cometido delito, Fernández Díaz contesta Horrach: "Yo voy a tener hacia él el respeto que él no ha tenido hacia mí. Y me callo la opinión que me pueden merecer algunas de sus actuaciones. Y punto! A partir de aquí el fiscal Horrach puede cantar misa ".

En un plano más personal, cuenta que fue a partir de una experiencia personal que vivió en Las Vegas (EEUU), en un momento vital en que vivía como si Dios no existiera, cuando inició un proceso de conversión hacia la su actual fe que él define como "agustiniano", en el sentido de que San Agustín cuenta en sus 'Confesiones' como vivía "cuando era un golfo", lo que Fernández Díaz encuentra "muy esperanzador", ya que dice sentirse muy identificado con San Agustín.

¡Virgen Santa! va el mossèn de los micrófonos y se convierte en las Vegas, y pasa de vivir como un golfo a un mentiroso compulsivo, prevaricador, espía desmemoriado, ponedor de medallas a vírgenes, y condecorador como comisario a un subproducto residual periodístico sin razón. Lo que servidor desconocía es que si te conviertes al cristianismo, te asignan un ángel de la guarda.

SHARE THIS

0 comentaris:

dejad vuestro comentario:

About Me