DE LA SALUD


La salud es un bien, cierto; pero a los que la poseen les ha sido negada la suerte de saberlo, pues una salud consciente de sí misma es una salud en peligro. Y como nadie goza con su carencia de enfermedades, se puede decir sin exageración que los sanos tienen un justo castigo. Algunos tienen desgracias; otros, obsesiones. ¿Quiénes son más dignos de lástima? 

E.M. CIORAN
Share:  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

dejad vuestro comentario: