GUIONES EN UN CAJÓN


Son historia viva del cine español. Fueron las primeras espadas de una industria que, tras el franquismo, se tuvo que reinventar completamente. Fundamentales, transgresores y taquilleros. España no se entiende sin su filmografía. Pero, ¿dónde están hoy? En muchos lugares, excepto detrás de una cámara. Con las altas excepciones del hiperactivo Carlos Saura y el exitoso Emilio Martínez-Lázaro, los realizadores españoles más veteranos han ido optando por cerrar la puerta al cine. O el cine (mejor dicho, la industria) les ha cerrado la puerta a ellos. Muchos siguen teniendo guiones en un cajón. «Pero nadie te pide que abras el cajón», dice José Luis Cuerda, que, a los 69 años, es un venerable escritor, bodeguero y tuitero, Imanol Uribe (66) José Luis Cuerda (69) y algúno que me dejo .... , todos ellos tienen sus guiones encerrados en un cajón que, como nos recuerda Cuerda: nadie les pide que lo abran .....

Fernando Colomo, el de enmedio de la foto

... Pero el que más mal me sabe de todos es Fernando Colomo, a los 70 años, Colomo también se ha tenido que reinventar personal y profesionalmente. El autor de Tigres de papel (retrato de los progres de la transición que en 1977 llegó a estar seis meses en cartel) se ha divorciado, ha tenido que cerrar su productora tras declarar suspensión de pagos, ha sufrido una enfermedad (de la que está recuperado) y se ha vendido la casa. Su última película es del año pasado: Isla bonita, humilde y preciosa cinta que se pudo rodar gracias al dinero prestado por dos empresarios amigos, uno de ellos Marcos de Quinto (Coca-Cola). La buena noticia es que TVE acaba de comprar el film, así que dentro de poco tiempo «quizá» verá algo de dinero.

No sabía cómo había tenido que rodar Isla bonita (Menorca) cuando la vi hace poco, una película deliciosa por cierto, y en la que en cierto modo Colomo ya nos explica las dificultades del protagonista (él mismo) para rodar el documental que le financia sin que él lo sepa su amigo.

Manuel de Oliveira rodó películas hasta los 102 años, Bergmann, hasta los 90, Éric Rohmer a los 80, Hithckock rodaba su última película a los 78, y podría seguir, al igual que Charles Aznavour actúa todavía (con mucho éxito y plenas facultades) a los 92 años.--- pero aquí jubilamos el personal pronto, no se acepta a nadie que sea mayor o viejo como animal de compañía, y así nos va.

Share:  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

dejad vuestro comentario: